• Search

    Introducción: ¿qué es Babi Yar?

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Qué es Babi Yar y qué sucedió allí?

    Babi Yar era parte de un complejo y vasto barranco en el extremo noroeste de Kiev (Ucrania). Su nombre significa ‘barranco de la anciana’ o ‘barranco de la abuela’. En 1941, fue el sitio de la peor masacre alemana de judíos en los territorios soviéticos ocupados. Los nazis y sus colaboradores usaron como sitio de ejecución un área del barranco con pendientes empinadas, con nueve estribaciones y con una extensión de 2.4 km (1.5 mi). Su profundidad oscilaba entre 9 m a 49 m (30 pies a 160 pies). En el estrecho fondo, corría un arroyo.[1]

    Hechos sobre la masacre de Babi Yar:

    Desde el año 1921 hasta el 18 de septiembre de 1941, la ciudad estuvo bajo el dominio soviético. Cinco días después del arribo de las fuerzas alemanas del 19 de septiembre de 1941, un comando especial del NKVD (la Policía secreta soviética) detonó varias bombas en el centro urbano de Kiev, que destruyeron diversos edificios, entre ellos, el Gran Hotel que servía como cuartel general alemán. Las bombas provocaron un gran incendio que continuó durante una semana entera y arrasó dos kilómetros cuadrados del centro urbano. Murieron unos 200 alemanes.[2] A pesar de saber que el NKVD era responsable del bombardeo, los nazis no perdieron tiempo en culpar a los judíos por los daños y aprovecharon la oportunidad para asesinar a todos los judíos de Kiev como “represalia”.[3]

    ¿Quiénes fueron los verdugos?

    Se reunió una gran fuerza para llevar a cabo las ejecuciones, conformada por los siguientes grupos:

    • el Sonderkommando 4a, bajo el comando directo de Paul Blöbel, quien a su vez dependía de Friedrich Jeckeln, Jefe de las SS y de la Policía para el área operativa C del Einsatzgruppe;
    • la tercera compañía de un batallón de las Waffen-SS;
    • los batallones policiales 9, 45 y 305;
    • las fuerzas auxiliares ucranianas[4]

    29 y 30 de septiembre de 1941: la masacre de Babi Yar

    El 26 de septiembre de 1941, se publicó en las calles un anuncio que ordenaba a todos los judíos de Kiev a congregarse en un lugar específico el 29 de septiembre de 1941 a las 8:00 a. m. Deberían llevar consigo sus documentos de identificación, dinero, objetos de valor y abrigos. Esa mañana, los judíos convocados fueron obligados a marchar hacia el cementerio judío en el límite de Babi Yar.

    Un testigo ucraniano, Fedir Pihido, recuerda: “Miles de individuos, muchos ancianos —aunque no faltaban las personas de mediana edad— se trasladaban hacia Babi Yar. Y los niños; ¡Dios, había tantos niños! Toda esta multitud se movía, cargada de equipaje y niños. Aquí y allá, se podía ver a ancianos y enfermos, sin la fuerza para moverse por sí solos, llevados por, probablemente, sus hijos o hijas, en carros sin ninguna clase de ayuda. Algunos lloraban, otros consolaban. La mayoría se movía como absorta, en silencio y con una mirada condenada. Era una imagen terrible”.[5]

    En el cementerio judío, se habían levantado cercas, y la zona estaba custodiada por tres círculos de soldados y policías. Se instruyó a los judíos que se desvistieran por grupos y que dejaran sus documentos de identificación, pertenencias y objetos de valor. Entonces, se los condujo al barranco, a través de caminos ya existentes y recién creados. Los nazis y sus colaboradores los dirigieron a diversos sitios de ejecución, que se extendían por un kilómetro y medio (una milla) a través del complejo de barrancos. Se les disparaba mientras estaban acostados o de pie en una cornisa angosta, según el sitio de ejecución. Cuando oscureció, los nazis y sus colaboradores interrumpieron las ejecuciones para caminar entre los muertos, disparando a cualquiera que hubiera sobrevivido. La masacre continuó durante dos días. Según los registros de los mismos alemanes, 33,771 judíos fueron asesinados con armas de fuego en tan solo dos días, el 29 y el 30 de septiembre.[6]

    Durante los dos años de ocupación nazi en Kiev, se ejecutó a muchas otras personas en Babi Yar, entre ellos, más judíos, prisioneros de guerra soviéticos, romaníes y prisioneros políticos. Se usó el barranco con este fin hasta el último momento en que los nazis comenzaron la retirada ante el avance del ejército soviético. Se desconoce el total final de asesinatos en Babi Yar durante la ocupación nazi; algunos creen que las víctimas pueden ascender a 100,000 personas. 

    Después de la masacre:

    Los nazis usaron a prisioneros de guerra para tapar las fosas comunes originales en el barranco. Dos años después, en septiembre u octubre de 1943, a medida que el ejército ruso se acercaba a Kiev, los nazis se apresuraron a desenterrar los cadáveres y cremarlos. Usaron mano de obra esclava del campo de trabajo de Syrets. Durante seis semanas, este Sonderkommando exhumó los restos, los incineró en parrillas crematorias y volvió a enterrar o esparció las cenizas. Deduciendo correctamente que los nazis los ejecutarían una vez completadas las tareas, los hombres del Sonderkommando se sublevaron y escaparon. De los 14 que sobrevivieron el escape, ocho relataron sus historias después de la guerra.

    Alley in Babi Yar, Kiev. By Roland Geider (Ogre) (own work) [Public domain], via Wikimedia Commons.
    Callejón en Babi Yar, Kiev. De Roland Geider (usuario: Ogre) (obra propia) [dominio público], a través de Wikimedia Commons

    Babi Yar en la actualidad: 

    El 13 de marzo de 1961, reventó un dique que contenía desechos de fábricas cercanas. Un muro de agua arrasó el barranco de Babi Yar, destruyó todo a su paso y mató a varios miles de personas en el barrio cercano. Este desastre cambió considerablemente la topografía del barranco y eliminó gran parte de las pruebas físicas del asesinato en masa. Las construcciones posteriores transformaron a Babi Yar. El sitio ha quedado irreconocible tras las nivelaciones para la construcción de un parque, departamentos, caminos y puentes.[7]

    NOTAS

    [1] Karel C. Berkhoff, “Babi Yar: Site of Mass Murder, Ravine of Oblivion”, p. 2, en https://www.ushmm.org/m/pdfs/Publication_OP_2011-02.pdf

    [2] Alfred Jodl, jefe del Departamento de Mando y Operaciones del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, declaró ante el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg que el NKVD había colocado las bombas. Al principio, los alemanes pensaban que se trataba de sabotaje por parte de la población local, pero más tarde encontraron una lista de demoliciones, preparada con gran anticipación, en la cual se enumeraban 50 o 60 edificios a ser destruidos. El mismo Jodl vio la lista y la usó para desactivar las 40 bombas restantes antes de que pudieran detonarse. http://holocaustresearchproject.org/einsatz/babiyar.html.

    [3] Para una descripción completa de lo sucedido con la destrucción de Kiev y el posterior acorralamiento y ejecución de los judíos, véase Karel C. Berkhoff, “Babi Yar: Site of Mass Murder, Ravine of Oblivion”, p. 2.

    [4] Peter Longerich, Holocaust: The Nazi Persecution and Murder of the Jews (Oxford University Press, 2010), p. 224.

    [5] Karel C. Berkhoff, “Babi Yar: Site of Mass Murder, Ravine of Oblivion”, pp. 5, 6.

    [6] Operational Situation Report USSR No. 101, del 2 de octubre de 1941 y Occupational Situation Report USSR No. 106, del 7 de octubre de 1941, en el trabajo de Yitzhak Arad, Shmuel Krakowski y Shmuel Spector, editores, The Einsatzgruppen Reports: Selections from the Dispatches of the Nazi Death Squads’ Campaign Against the Jews in Occupied Territories of the Soviet Union July 1941-January 1943 (Biblioteca del Holocausto, 1989), pp. 168, 173. También se encuentran disponibles en http://www.holocaustresearchproject.org/einsatz/situationreport150.html.

    [7] Se pueden ver imágenes de la zona de Babi Yar en la actualidad en http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Babi_Yar_12.jpg.