• Search

    Operación Reinhard y las cámaras de gas: vestigios de las cámaras de gas

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Existen rastros físicos de los edificios con las cámaras de gas en los campos de Treblinka, Sobibor y Belzec de la Operación Reinhard?

    Los negacionistas del Holocausto argumentan lo siguiente:

    No se pueden encontrar rastros físicos de las cámaras de gas en los campos de la Operación Reinhard; por lo tanto, jamás existieron.

    Por ejemplo, Carlo Mattogno, negacionista italiano del Holocausto, afirma: “Treblinka es, en efecto, el emblema más apropiado del ‘Holocausto’, un espejismo del genocidio de millones en las cámaras de gas, del cual no existe ni el menor rastro material o documental…”.[1]

    Los hechos:

    Aunque ha quedado poca evidencia física de las cámaras de gas de Treblinka, Belzec y Sobibor, las pruebas fotográficas, que incluyen fotos aéreas, revelan mucho sobre la disposición física del campo, como los edificios y las cámaras de gas.

    Evidencia de la existencia de cámaras de gas en Treblinka:

    Hay pruebas físicas de la disposición general del campo, así como evidencia específica de la existencia de las cámaras de gas. Cabe destacar, entre ellas, las fotografías tomadas por los perpetradores durante la existencia del campo, así como una fotografía aérea tomada seis meses después de que el campo se arrasara y cerrara. La colección fotográfica de Kurt Franz es un ejemplo particularmente famoso.[2]

    Ubicación en las fotografías aéreas de los edificios con las cámaras de gas en la sección de la muerte del campo de Treblinka.

    La mayoría de los edificios de Treblinka, incluidas las cámaras de gas, estaban diseñados como construcciones temporales. Las cámaras de gas estaban hechas de ladrillo, madera y hormigón, con cimientos superficiales. Cuando los alemanes arrasaron el campo, destruyeron las estructuras por encima del suelo y hasta demolieron los rastros de los muros de cimentación y los pisos de hormigón. Existe poca evidencia en la superficie: solo la excavación exhaustiva y muy determinada revela los vestigios del campo.

    No obstante, Alex Bay, usando sofisticados análisis matemáticos e informáticos, ha reconstruido un retrato tridimensional de Treblinka. Para su modelo, utilizó una fotografía de reconocimiento aéreo de 1944 de la colección de Kurt Franz. En esa imagen, Bay encontró el surco visible del “conducto” que llevaba desde la sección de recepción, donde los judíos descendían y eran obligados a desvestirse, hasta los edificios con las cámaras de gas. Los rastros del “conducto” están marcados por la clara presencia de los postes que lo delimitaban. Aunque no logró encontrar rastros definitivos de los edificios de las cámaras de gas en las imágenes, parece razonable concluir que estaban cerca del final del conducto (en la zona marcada con una “X”).[3]

    La evidencia corroborante de la imagen aérea y las fotografías de Franz.

    Cuando Bay examinó las fotografías de Franz, encontró una imagen de las excavadoras en la zona de las fosas comunes. Esas mismas fotos ofrecían vistas parciales de ambos edificios con las cámaras de gas, el más pequeño y el más grande. El extremo del edificio más pequeño y antiguo es particularmente evidente en la imagen, así como la sala donde estaba instalado el motor. También visible, aunque parcialmente bloqueado por la excavadora, se encuentra el extremo oeste del edificio más grande y nuevo.

    La fotografía también muestra una casa, una cerca que cubría la visión de la zona de las fosas comunes, una puerta y dos prisioneros que llevan una camilla: todos detalles cuya existencia y ubicación fueron corroboradas por testigos sobrevivientes y perpetradores.[4]

    Treblinka II aerial photo (1944)
    De autor anónimo, leyenda superpuesta en Photoshop por Poeticbent, a través de Wikimedia Commons. Original de la biblioteca de fotografías aéreas de los Archivos Nacionales de los Estados Unidos en Alexandria, Virginia, EE. UU. División cartográfica (grupo de registro 373)

    Testimonio de sobrevivientes sobre la ubicación de las cámaras de gas.

    Yankiel Wiernik, sobreviviente de Treblinka, fue obligado a participar de la construcción de las cámaras de gas más grandes y nuevas. Describió y ubicó el “conducto”, la cámara de gas antigua y la nueva en un modelo que construyó en la década de 1950. Este modelo ahora se encuentra en exhibición en Israel.

    Sin conocimiento alguno de la fotografía aérea de 1944, Wiernik ubica el “conducto” y ambos edificios con las cámaras de gas en la ubicación que indican los surcos en la fotografía aérea. Además, sin tener conocimiento de las fotografías de Franz, reconstruyó correctamente edificios de aspecto similar, incluida la línea exacta del techo del nuevo edificio con las cámaras de gas, que también se presenta en las fotografías de Franz. Las fotografías no se encontraron hasta la década de 1960. Cada una de estas fuentes corrobora a las otras.[5]

    Asimismo, Chil Rajchman (también conocido como Henryk Reichman), sobreviviente de Treblinka, confirma la existencia de ambos edificios con las cámaras de gas en el extremo del conducto:

    En el momento que comencé a trabajar en el campo de la muerte, había dos estructuras de gaseo en funcionamiento. La más grande tenía diez cámaras, hasta cuatrocientas personas podían caber en cada una de ellas. Cada cámara medía 7 m de largo por 7 m de ancho [23 x 23 pies]. Se las atiborraba de personas como si fueran sardinas. Cuando una cámara estaba llena, se abría la segunda, y así sucesivamente. Los transportes menores se llevaban a la estructura más pequeña, que tenía tres cámaras de gas, en cada una de las cuales entraban de 450 a 500 personas.

    Yankiel Wiernick builds Treblinka camp model in Lojamey Hagetaot Museum 1
    Yaakov Wiernik construye un modelo del campo de Treblinka en el museo Lohamey Hagetaot. De autor desconocido. [Dominio público], a través de Wikimedia Commons

    Conclusión:

    Las fotografías de Franz, la imagen aérea de 1944 y el modelo de Wiernik confirman la ubicación del “conducto” y de los dos edificios al final de este. Wiernik construyó su modelo en la década de 1950, cuando el recuerdo todavía era reciente. Además, las características arquitectónicas de sus edificios modelo son coherentes con los rasgos de los edificios con las cámaras de gas de las fotografías de Franz (no encontradas hasta la década de 1960). Estas tres pruebas, cuando se las recopila, demuestran persuasivamente que los edificios con las cámaras de gas de Treblinka existieron y que su ubicación general se ha identificado.

    NOTAS

    [1] Carlo Mattogno y Jürgen Graf, Treblinka: Extermination Camp or Transit Camp? (Theses & Dissertations Press, 2004), p. 301 en http://vho.org/dl/ENG/t.pdf.

    [2] Ernst Klee, Willi Dressen y Volker Reiss, editores, “The Good Old Days”: The Holocaust as Seen by Its Perpetrators and Bystanders (Free Press, 1998), pp. 225-227, 245, 246, 248. Véase también “Kurt Franz” (artículo en inglés) en http://en.wikipedia.org/wiki/Kurt_Franz.

    [3] Alex Bay, “The Reconstruction of Treblinka” en https://archive.org/details/TheReconstructionOfTreblinka.

    [4] Alex Bay, “The Reconstruction of Treblinka” en https://archive.org/details/TheReconstructionOfTreblinka. Véanse figuras 36 y 37.

    [5] Véanse fotografías del modelo de Wiernik en “A Year in Treblinka” en http://www.zchor.org/treblink/wiernik.htm y en http://www.forward.com/articles/104670/.

    [6] Chil Rajchman, The Last Jew of Treblinka: A Survivor’s Memory 1942-1943 (Pegasus Books, 2011), p. 65.