• Search

    Einsatzgruppen: fiabilidad de los datos en los informes

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Cómo sabemos que los informes de los Einsatzgruppen son confiables?

    Los negacionistas del Holocausto argumentan lo siguiente:

    Los Informes de situación de las operaciones preparados por los Einsatzgruppen y enviados a Berlín no son confiables desde un punto de vista estadístico.

    En particular, los negacionistas del Holocausto citan el trabajo de R.T. Paget, el abogado defensor de un general nazi que participó en los crímenes perpetrados por los Einsatzgruppen. Paget argumenta que los datos de los Informes de situación de las operaciones están inflados. Por ejemplo, sugiere que la cifra de 10,000 judíos asesinados por los Einsatzgruppen en Simferopol (Crimea) en realidad es de 300. Según los negacionistas, esta exageración “grosera” pone en duda la totalidad de las cifras de los informes.

    Los hechos son:

    Es verdad que los informes de situación de las operaciones de los Einsatzgruppen contienen errores tipográficos y duplicados. Sin embargo, ninguno de estos errores menores hicieron que académicos confiables cuestionaran la cantidad total de judíos asesinados por los Einsatzgruppen. En el caso de Simferopol, el “análisis” de R.T. Paget, según el cual solo 300 judíos fueron asesinados en Simferopol, fue una estrategia de defensa para su cliente. El argumento no está sustentado por la evidencia, que sin dudas muestra que 10,000 judíos fueron asesinados en Simferopol en diciembre de 1941.

    Ejemplos de lo que dicen los negacionistas del Holocausto:

    David Irving, declarado por el Tribunal Superior de Londres, en el año 2000, como un negacionista de Holocausto, racista y antisemita, argumenta sobre los informes de los Einsatzgruppen: “No confío en las estadísticas que contienen (los informes OSR)… estadísticas como estas no tienen sentido… es posible que en la época algunos oficiales de las SS demasiado entusiastas hayan decidido incorporar una cifra ficticia para hacer un favor a Heinrich Himmler”.[1]

    Mark Weber, un negacionista norteamericano del Holocausto, brinda un ejemplo de las supuestas exageraciones. Como Paget, Weber declara que un incidente en particular, la ejecución de 10,000 judíos en Simferopol, Crimea, fue “groseramente exagerado”.[2] Weber cita el trabajo de Paget, quien sugiere que las cifras de la masacre de Simferopol son “casi imposibles”. Al contrario, según Paget y Weber, solo hubo un incidente el 16 de noviembre de 1941 en el que “las personas implicadas no pueden haber sido más de 300. Estos 300 probablemente no hayan sido solo judíos sino un grupo variado de personas sospechadas de participar en actividades de resistencia”.[3]

    ¿Existen consideraciones legítimas sobre la fiabilidad de los informes de los Einsatzgruppen?

    Los cuestionamientos de Paget respecto de los datos de Simferopol, que como vemos no tienen fundamento, plantean algunas cuestiones importantes sobre los OSR. Si bien los informes en sí mismos son sin dudas auténticos, ¿su contenido es verídico? ¿Es posible que las cifras hayan sido exageradas para impresionar a las autoridades nazis, como sugiere David Irving? ¿Es posible que los errores y los duplicados hayan sido originados por los distintos métodos de transmisión (radio, telegrama y correo)? ¿Es posible que se hayan cometido errores en el proceso de compilación, tanto a nivel de los Einsatzgruppen como en Berlín, donde los informes eran editados y compilados? De ser así, ¿el número de víctimas sería significativamente superior o inferior a la cifra de 1,150,000?

    Sería insensato aceptar a los OSR como paradigmas de fidelidad y fiabilidad, sin tener en cuenta estas posibilidades. Primero, analicemos la masacre de Simferopol, que los negacionistas del Holocausto citan como el ejemplo por excelencia de la exageración masiva en los informes. Veamos si existe espacio para la especulación en los OSR.

    ¿Quién es R.T. Paget?

    Paget es una fuente favorita para muchos negacionistas del Holocausto, que citan su investigación como un medio para desacreditar las cifras en los informes de los Einsatzgruppen.[4] Entonces, ¿quién es R.T. Paget? Su nombre completo es Reginald Thomas Guy Des Voeux Paget, Baron Paget de Northampton, miembro del Parlamento de Northampton de 1945 a 1974 y abogado británico (Consejo de la Reina).[5]

    Sin embargo, lo que Weber y otros negacionistas del Holocausto olvidan mencionar a sus lectores es que Paget también fue el abogado defensor de Field Marshal Erich von Manstein, un general alemán enjuiciado por los británicos en Hamburgo, Alemania. El juicio a von Manstein se llevó a cabo en 1949 y se lo acusó de cometer 17 crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Uno de los cargos contra von Manstein incluyó su complicidad presunta en el asesinato de 90,000 judíos por el Einsatzgruppe D. Este Einsatzgruppen, liderado por Otto Ohlendorf, operaba en Crimea, región que estaba bajo el comando de von Manstein.[6] Luego del juicio, Paget escribió un libro sobre sus experiencias como abogado defensor de von Manstein.

    El hecho que Paget haya defendido a von Manstein en el juicio es importante para determinar su credibilidad. Este factor debería llevarnos a considerar la posibilidad de que las conclusiones de Paget no reflejan una búsqueda de la verdad basada en la evidencia y objetiva. Al contrario, pueden reflejar una estrategia de defensa más calculada. Además, escribir un libro sobre el juicio no convierte a Paget en “historiador”.

    El asesinato de los judíos de Simferopol:

    Si se utilizan las investigaciones de las autoridades judiciales penales de Alemania occidental, las pruebas documentales y las declaraciones de los testigos oculares, se puede realizar una reconstrucción detallada de los acontecimientos en Simferopol, en noviembre y diciembre de 1941.

    A inicios de noviembre de 1941, Otto Ohlendorf, comandante del Einsatzgruppe D, transfirió su comando a Simferopol, capital de Crimea, que también funcionó como base de las operaciones del mariscal de campo Erich von Manstein y el 11.º Ejército.

    Los alemanes querían liquidar a los judíos de Simferopol en noviembre de 1941, pero había varios asuntos que resolver antes de empezar. En primer lugar, había dos grupos poblacionales en el área que podían calificar como judíos y que, por tanto, tenían que ser ejecutados. Estos dos grupos eran los caraítas, un pueblo turco que practicaba el judaísmo, y los krimchaks, que eran descendientes de los judíos sefaradíes de España, pero que ya no practicaban el judaísmo. Las autoridades nazis en Berlín tuvieron que debatir la condición de judíos de estos dos grupos. A principios de diciembre de 1941, aparentemente se decidió que los krimchaks eran judíos debido a su abolengo, pero los caraítas no lo eran porque solo practicaban el judaísmo. [7]Por ende, los krimchaks estuvieron entre los ejecutados, a diferencia de los caraítas.

    En segundo lugar, durante noviembre de 1941, el Einsatzgruppe D dedicó mucho tiempo a combatir a los partisanos, lo que le restó tiempo para ejecutar a los judíos de Simferopol. Ahora bien, a principios de diciembre, llegaron los refuerzos del Sonderkommando 11b, que fueron transferidos de Odessa a Simferopol, y la 3era Compañía del Batallón de Reserva Policial 3.[8]

    Con la llegada de estas fuerzas adicionales, todo estaba listo para la masacre de los judíos de Simferopol. El 11 de diciembre de 1941 se ordenó a los judíos que se reunieran en el centro de la ciudad. Les dijeron que iban a ser enviados a trabajar. En su lugar, los metieron en camiones y los llevaron a un sitio de ejecución a unos 8 km (5 millas) de la ciudad. En el sitio de ejecución, entregaron sus bienes, que los nazis prometieron que devolverían cuando llegaran al lugar de trabajo. Luego, en pequeños grupos, los escuadrones de ejecución nazis los hicieron marchar hasta el sitio de ejecución, los mataron y los enterraron en zanjas antitanques.[9] Para terminar sus ejecuciones planeadas en Simferopol antes de Navidad, los nazis asesinaron a los romaníes también.[10]

    Menos de un mes más tarde, Ohlendorf informó la cantidad total de ejecuciones en la región (OSR 150, 2 de enero de 1942). Dijo: “En Simferopol, Yevpatoria, Alushta, Krasubasar, Kerch y Feodosia y otros distritos de la región occidental de Crimea, ya no hay judíos. Del 16 de noviembre al 15 de diciembre de 1941, se asesinó a 17,645 judíos, 2,504 krimchaks, 825 romaníes y 212 comunistas y partisanos. En total, se han ejecutado 75,881 personas”.[11]

    En el OSR 171, con fecha del 18 de febrero de 1942, Ohlendorf informó sobre la “limpieza final” de Simferopol: “Del 9 de enero al 15 de febrero, más de 300 judíos fueron arrestados en Simferopol y ejecutados. Con este número, la cantidad de personas ejecutadas en Simferopol aumentó a casi 10,000 judíos, unos 300 más que la cantidad de judíos registrada”.[12]

    Los números de Ohlendorf y la secuencia de los eventos se confirman con los testimonios de los sobrevivientes y de los perpetradores, como también mediante los documentos primarios.[13] Más de 10,000 judíos fueron asesinados por los Einsatzgruppen solo en Simferopol, no las 300 personas “varias” que declara Paget.

    Implicaciones para todos los OSR:

    El argumento de Paget, según el cual la cantidad de judíos asesinados en Simferopol está muy exagerada, no se sostiene ante un escrutinio responsable. De todas formas, ¿hay exageraciones en los informes que generan dudas sobre la cantidad total de asesinatos?

    En el juicio contra los Einsatzgruppen (Caso n° 9) en Nuremberg en 1947/1948, Otto Ohlendorf, el comandante del Einsatzgruppe D, argumentó que sus compañeros líderes de los Einsatzgruppen exageraron los números casi por el doble. [14] Sugirió que su colega, Arthur Nebe, líder del Einsatzgruppe B, “no fue muy exacto con sus ceros” y declaró que sus superiores en Berlín exageraron los números por su lado también.[15] Sin embargo, Ohlendorf, no pudo respaldar su afirmación con ninguna prueba de tales exageraciones.

    No obstante, aunque intentó presentar a los números de los otros comandantes de los Einsatzgruppen como exagerados, Ohlendorf destacó su propio trabajo para garantizar que sus cifras fueran precisas. De hecho, advirtió a los líderes de su Kommandos que no exagerasen: “Traté de guardar los números en secreto para evitar que los líderes de los Kommandos comenzaran a competir entre sí y reportaran números mayores a los de las ejecuciones reales”.[16] En otras palabras, Ohlendorf afirmó que sus números eran lo más correctos posible. Cuando los negacionistas del Holocausto argumentan que Ohlendorf falseó sus números, ignoran el hecho de que Ohlendorf confirmó la precisión de sus cifras.

    ¿Existe evidencia de exageraciones sistemáticas en los OSR?

    No hay evidencia de exageraciones sistemáticas en los OSR. Para hacer alguna diferencia importante, los cuatro Einsatzgruppen y sus subunidades, el personal al mando de tres oficiales superiores de las SS y la policía, y batallones policiales (llegando a decenas de miles) tenían que haber exagerado todos los números en un 90 a 95 por ciento (como declara Paget). Solo con una exageración tan extrema como esta puede llegarse a las cifras mencionadas por los negacionistas del Holocausto. Los datos demográficos de las comunidades judías posguerra y los millares de fosas comunes en los territorios soviéticos respaldan la conclusión de que los Einsatzgruppen y sus colaboradores asesinaron al menos a 1,150,000 judíos en el este.

    Errores tipográficos en los OSR:

    Había errores tipográficos en los informes. Por ejemplo, sabemos que 1,134 fueron asesinados en Dünaburg por el Einsatzgruppe A, no los “11,034” que indica el informe. El error tipográfico se vuelve evidente cuando los totales no coinciden. Sin embargo, si se utiliza el número 1,134 el total final sí coincide, lo cual vuelve al error tipográfico intrascendente.[17]

    Duplicados en los OSR:

    Hay duplicados en los informes. Debido a las dificultades en la comunicación en tiempos de guerra y las múltiples maneras de presentar informes (radio, telegrama y correo), estos a veces se superponían en Berlín. Un informe enviado por correo en vez de por radio o telegrama quizás llegaba dos semanas o un mes más tarde, con la misma información y se lo incluía dos veces. Estos son algunos ejemplos de duplicados:

    El OSR N.º 47 (9 de agosto 1941) informó que se había asesinado a 600 judíos en Tarnopol, Ucrania. Esta cifra ya se había mencionado en el OSR N.º 19 (11 de julio 1941).[18]

    El OSR N.º 165 (6 de febrero 1942) informa que el 1 de febrero de 1941 en Loknia, 38 judíos y un romaní fueron asesinados. En el OSR N.º 181 (16 de marzo 1942), figura la misma operación y la misma cifra.[19]

    Hubo pocos errores tipográficos en los OSR, la mayoría pequeños, aunque una cifra duplicada se refería al asesinato de 5,000 judíos en Nikolajew y Cherson.[20]

    Conclusión:

    La afirmación de David Irving, según la cual los informes de los Einsatzgruppen exageraron en gran medida sus cifras, es incorrecta. En cuanto al asesinato de 10,000 judíos en Simferopol, la conclusión de Paget, que solo 300 personas “varias” fueron asesinadas, no se basa en pruebas históricas.[21] Las conclusiones de Paget no son válidas. Las investigaciones históricas responsables revelan que los nazis asesinaron a 10,000 judíos en Simferopol, antes de navidad de 1941.

    Los informes de situación de las operaciones no son una fuente perfecta. Hay errores tipográficos y duplicados, pero ninguno de estos errores menores debe llevar a cuestionar la validez general de la cantidad total de judíos asesinados.

     

    NOTAS

    [1] Richard J. Evans, David Irving, Hitler and Holocaust Denial, Sección 3.4(a) en https://www.hdot.org.

    [2] Kulaszka, Barbara (editora), “Did Six Million Really Die?”. Informe de la evidencia en el juicio canadiense a Ernst Zündel por “publicar noticias falsas”–1988 en http://www.vho.org/aaargh/fran/livres3/KULA.pdf, p. 517.

    [3] Reginald T. Paget, Manstein: His Campaigns and his Trial (Collins, 1951), p. 170f, según se cita en el trabajo de Carlo Mattogno y Jürgen Graf, Treblinka: Extermination Camp or Transit Camp? (“Chapter VII: The role of the Einsatzgruppen in the Occupied Eastern Territories, 3. The Scale of the Shootings”) en http://www.vho.org/GB/Books/t/8.html.  Para leer un extracto del texto pertinente en el libro de Paget en inglés, véase, “That’s why it is denial, not revisionism. Part VIII: The Simferopol Massacres” (18 de octubre de 2006) en http://holocaustcontroversies.blogspot.com/2006/10/thats-why-it-is-denial-not-revisionism.html.

    [4] Por ejemplo, el trabajo de Carlo Mattogno y Jürgen Graf en Treblinka: Extermination Camp or Transit Camp? (Theses & Dissertations Press, 2004), p. 210; Richard Harwood, Did Six Million Really Die? Truth at Last—Exposed (Parte 4 de 9), “Action Group Executions Distorted,” en http://www.zundelsite.org/harwood/didsix00.html#4; and David Hoggan, The Myth of the Six Million, (“Outbreak of the War with Russian June 22, 1941, and the Einsatzgruppen”) en http://www.vho.org/GB/Books/tmotsm/12.html.

    [5] Véase “Reginald Paget, Baron Paget of Northampton”, en http://en.wikipedia.org/wiki/Reginald_Paget,_Baron_Paget_of_Northampton.

    [6] Jörg Muth, “Erich von Manstein: His Life, Character and Operations—A Reappraisal”, en http://militaryhistoryblog.wordpress.com/2007/07/28/erich-von-lewinski-called-von-manstein-his-life-character-and-operations-%E2%80%93-a-reappraisal-by-jorg-muth/. Véase también “Erich von Manstein” en http://en.wikipedia.org/wiki/Erich_von_Manstein.

    [7] Yitzhak Arad, The Holocaust in the Soviet Union (University of Nebraska Press y Yad Vashem, 2009), pp. 203, 204.

    [8] Véase “That’s why it is denial, not revisionism. Part VIII: The Simferopol Massacres” (18 de octubre de 2006).

    [9] Joshua Rubenstein e Ilya Altman (editores), The Unknown Black Book: The Holocaust in German-Occupied Soviet Territories (Indiana University Press, 2008), pp. 338-359, la declaración de Yevsei Yefimovich Gopshteyn (16-17 de agosto de 1944).

    [10] Testimonio de Werner Braune (jefe del Einsatzkommando 11b del Einsatzgruppe D) en el Juicio a los Einsatzgruppen, 1947, NO-3024, según se cita en el trabajo de Yitzhak Arad, The Holocaust in the Soviet Union (University of Nebraska Press y Yad Vashem, 2009), p. 204. Véase también “NMT Einsatzgruppe Testimony of Werner Braune”, en http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?t=60039 donde se citan partes del testimonio.

    [11] Yitzhak Arad, Shmuel Krakowski y Shmuel Spector (editores), The Einsatzgruppen Reports: Selections from the Dispatches of the Nazi Death Squads’ Campaign Against the Jews in Occupied Territories of the Soviet Union July 1941-January 1943 (Holocaust Library, 1989), p. 267. Disponible en línea en http://www.holocaustresearchproject.org/einsatz/situationreport150.html.

    [12] Yitzhak Arad, Shmuel Krakowski y Shmuel Spector (editores), The Einsatzgruppen Reports: Selections from the Dispatches of the Nazi Death Squads’ Campaign Against the Jews in Occupied Territories of the Soviet Union July 1941-January 1943 (Holocaust Library, 1989), p. 296.

    [13] Para leer el texto de la declaración jurada de Otto Ohlendorf véase http://www.ess.uwe.ac.uk/genocide/ohlendorf1.htm, que es básicamente igual a su declaración como testigo en Nuremberg en el juicio a los Einsatzgruppen del 3 de enero de 1946.

    [14] Para un informe completo del juicio a los Einsatzgruppen véase Hilary Earl, The Nuremberg SS-Einsatzgruppen Trial, 1945-1958: Atrocity, Law, and History (Cambridge University Press, 2009).

    [15] Ronald Headland, Messages of Murder: A Study of the Reports of the Einsatzgruppen of the Security Police and the Security Service, 1941-1943 (Fairleigh Dickinson University Press, 1992), p. 171.

    [16] Ronald Headland, Messages of Murder: A Study of the Reports of the Einsatzgruppen of the Security Police and the Security Service, 1941-1943 (Fairleigh Dickinson University Press, 1992), p. 170. Para una discusión completa sobre cómo se trataban los números, quién sabía de ellos, cómo se los compilaba y se los enviaba a Berlín, véase el Capítulo 3, “How the Einsatzgruppen Reports Were Compiled”, pp. 37-43.

    [17] “That’s why it is denial, not revisionism. Part VII: Other pathetic objections to the Einsatzgruppen reports”.

    [18] Yitzhak Arad, Shmuel Krakowski y Shmuel Spector (editores), The Einsatzgruppen Reports: Selections from the Dispatches of the Nazi Death Squads’ Campaign Against the Jews in Occupied Territories of the Soviet Union July 1941-January 1943 (Holocaust Library, 1989), pp. 19, 79.

    [19] Yitzhak Arad, Shmuel Krakowski y Shmuel Spector (editores), The Einsatzgruppen Reports: Selections from the Dispatches of the Nazi Death Squads’ Campaign Against the Jews in Occupied Territories of the Soviet Union July 1941-January 1943 (Holocaust Library, 1989), pp. 290, 312.

    [20] Ronald Headland, Messages of Murder: A Study of the Reports of the Einsatzgruppen of the Security Police and the Security Service, 1941-1943 (Fairleigh Dickinson University Press, 1992), p. 170.

    [21] La estrategia general de defensa de Paget de proclamar la grandeza y el heroísmo militar de su cliente no fue efectiva en el tribunal. Von Manstein fue condenado por 8 crímenes, incluido uno por “no proteger a la población civil”, que es una versión suavizada de ordenar o participar intencionalmente en el asesinato de los judíos. Von Manstein fue sentenciado a 18 años en prisión, reducidos a 12, de los que cumplió cuatro. Fue liberado por motivos médicos, pero se recuperó lo suficiente para ser consejero del gobierno de Alemania Occidental en 1953. Von Manstein murió en 1973 y fue enterrado con honores militares. (Véase Axis History Factbook, “Erich von Manstein: His Life, Character and Operations—A Reappraisal”, en http://militaryhistoryblog.wordpress.com/2007/07/28/erich-von-lewinski-called-von-manstein-his-life-character-and-operations-%E2%80%93-a-reappraisal-by-jorg-muth/. Véase también “Erich von Manstein” en http://en.wikipedia.org/wiki/Erich_von_Manstein.)