• Search

    Cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau: las cámaras de gas existieron

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Cómo sabemos que las cámaras de gas en Auschwitz I (el campo más importante) son auténticas y no algo falso creado para los turistas?

    Los negacionistas del Holocausto argumentan lo siguiente:

    Los oficiales del Museo estatal de Auschwitz-Birkenau confirmaron que la cámara de gas en el Campo principal (Auschwitz I) no existió y que es algo creado para los turistas.

    Los negacionistas del Holocausto argumentan esto basándose en las declaraciones de oficiales y noticias fuera de contexto. Por ejemplo, en enero de 1995 L’Express, a una revista francesa, celebró el quincuagésimo aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau con un artículo sobre los desafíos vinculados a la preservación en el Campo principal (actualmente el Museo estatal Auschwitz-Birkenau) y Birkenau. Eric Conan, el autor, señaló que el edificio crematorio actual en el Campo Principal fue restaurado tras la guerra para que tenga el mismo aspecto que cuando fue utilizado como cámara de gas en 1941/1942.[1] David Irving, declarado por el Tribunal Superior de Londres en el año 2000 como un negacionista del Holocausto, antisemita y racista, aprovechó la oportunidad y tomó el artículo fuera de contexto. Presentó el artículo como una revelación: “L’Express admitió que la cámara de gas que se muestra a los turistas es falsa y que fue construida por los comunistas polacos tres años después de la guerra”.[2]

    Los hechos son:

    El crematorio/cámara de gas en el Campo Principal (Auschwitz I) ha sido restaurado de forma adecuada para mostrar su rol histórico como cámara de gas. Está destinado a ser un monumento conmemorativo y una representación simbólica de todas las cámaras de gas/crematorios en el campo Auschwitz-Birkenau.

    Crematorio I en el Campo Principal durante la guerra:

    Originalmente, el Crematorio I contaba con dos (luego tres) hornos de cremación y una morgue ubicada en la parte posterior. A fines de 1941, los nazis cerraron la morgue en el Crematorio I y realizaron cinco agujeros en el techo. Los agujeros se cubrieron con pequeñas chimeneas por donde se esparció el Zyklon-B. También se instaló un gran ventilador y se hizo la puerta a prueba de gas.[3]

    El 15 de febrero de 1942, el primer grupo de judíos de Silesia del norte fue exterminado con gas en la cámara de gas y crematorio I. El gaseo siguió hasta el otoño de 1942 cuando la operación de asesinato se trasladó fuera de Birkenau.[4]

    Cuando los nazis transformaron el edificio en un refugio contra ataques aéreos en 1944, se desmantelaron los hornos y se rellenaron los agujeros en el techo. Se subdividieron las habitaciones con paredes sólidas para soportar el techo y reducir los efectos de un ataque aéreo directo.

    Cámara de gas y crematorio I después de la guerra:

    Después de la guerra, el Campo Principal se convirtió en un museo. Las autoridades consideraron que una cámara de gas/crematorio era necesaria al final de la visita para los turistas. Sin embargo, los cuatro edificios principales con cámaras de gas/crematorios, donde la mayoría de los asesinatos masivos sucedieron, están en ruinas en Birkenau, a tres millas de distancia. Por lo tanto, las autoridades del Museo restauraron la cámara de gas y crematorio I, según el proyecto de los nazis del 25 de septiembre de 1941 y las declaraciones de los testigos oculares. Esta cámara de gas es una reconstrucción parcial y demuestra la existencia de todas las cámaras de gas/crematorios en Auschwitz-Birkenau.[5] Asimismo, más adelante se reconstruyeron o restauraron otros elementos: la chimenea de los hornos de cremación, la sala donde estaba la cámara de gas, las puertas, dos de los tres hornos, y cuatro agujeros en el techo utilizados para esparcir Zyklon-B.[6]

    ¿Cómo sabemos que el Crematorio I fue realmente una cámara de gas? Existen declaraciones de los perpetradores nazis que fueron testigos oculares:

    Pery Broad, un miembro de la Gestapo en Auschwitz-Birkenau, fue capturado por los británicos luego de la guerra. Broad escribió un reporte detallado sobre Auschwitz-Birkenau donde describió el primer gaseo en el Campo Principal. Broad detalló cómo un grupo de judíos fue trasladado a una de las antiguas morgues, donde creían que podrían ducharse: “La tapa de los seis agujeros en el techo había sido retirada… Con un cincel y un martillo [las SS] abrieron algunas latas que parecían inofensivas… llenas hasta el tope con granos azules del tamaño de un guisante. De inmediato, luego de abrir las latas, colocaron los granos en los agujeros que se llenaron rápidamente”.[7]

    Hans Stark, otro miembro de la unidad Gestapo del campo, ofreció pruebas en el juicio Auschwitz-Birkenau en Frankfurt en 1963. Declaró que se llevaban a cabo gasificaciones en “una sala en el pequeño crematorio que estaba preparada para esto”. Stark señaló que el techo de la sala donde estaba la cámara de gas tenía aperturas, por donde se esparcía el Zyklon-B en forma de granos. En al menos una ocasión, Stark colocó Zyklon-B en los agujeros. Stark recordó que el Zyklon-Bcaía sobre la gente a medida que se lo colocaba en los agujeros. Luego todos comenzaban a gritar de espanto porque ahora sabían lo que les pasaría… Al cabo de unos minutos, silencio. Luego de diez o quince minutos, se abría la cámara de gas. Los muertos yacían en el suelo por doquier. La imagen era horrenda”.[8]

    También contamos con las declaraciones de los sobrevivientes que fueron testigos oculares, sobre el Crematorio I:

    Filip Müller, un judío eslovaco que llegó a Auschwitz-Birkenau en abril de 1942, comenzó a trabajar como alimentador de hornos en la cámara de gas y crematorio I Una de sus tareas era llevar los cuerpos desde la cámara de gas hasta los hornos. Luego, fue transferido a Birkenau para trabajar en el crematorio y en las fosas ardientes. Müller dio una descripción detallada del proceso de asesinato en la cámara de gas y crematorio I: “Cuando el último había cruzado el umbral, los líderes de las SS cerraban con fuerza la pesada puerta de hierro asegurada con un sello de goma, y la atornillaban… los Unterführers de guardia habían ido al techo del crematorio… Quitaban las cubiertas de las seis aperturas camufladas. Allí, protegidos con cámaras de gas, esparcían los cristales azules y verdes del gas mortal en la cámara de gas”.[9]

    Existe evidencia física que demuestra que el Crematorio I fue una cámara de gas:

    Un estudio forense riguroso de las cámaras de gas, realizado en el 2000, identificó evidencia física y fotográfica de los cinco agujeros utilizados en el techo de la cámara de gas y crematorio I. Los agujeros habían sido sellados cuando la cámara de gas y crematorio I se transformó en un refugio antibomba. En la primera restauración, realizada a fines de 1940, se reabrieron cuatro de los agujeros y se los cubrieron con chimeneas de madera, tal como era cuando el Crematorio I funcionaba como cámara de gas. Un testigo polaco de la reconstrucción, Adam Zlobnicki, recordó que los rastros de los agujeros eran claramente visibles: “Me acuerdo bien de que los agujeros donde se introducía Zyklon-B, situados en el techo del crematorio, también fueron reconstruidos en 1946/47. Las personas encargadas de la reconstrucción no tuvieron grandes dificultades porque los restos de los antiguos agujeros eran notables… Por lo tanto, construyeron nuevamente las aberturas para las pequeñas chimeneas en los mismos lugares donde se encontraban originalmente”.[10]

    Conclusión:

    La cámara de gas y crematorio I en el Campo Principal no es “falsa” sino que fue un espacio restaurado adecuadamente para mostrar su rol histórico como cámara de gas. Está destinada a ser un monumento conmemorativo y una representación simbólica de todas las cámaras de gas/crematorios en el campo Auschwitz-Birkenau.

    Interior of Gas chamber in Main Camp. By Illogical2007 (own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons.
    Interior de la cámara de gas en el Campo principal. Por Illogical2007 (trabajo propio) [CC BY-SA 3.0], a través de Wikimedia Commons.

    NOTAS

    [1] Eric Conan, “Auschwitz: La mémoire du mal”, L’Express, 19 de enero de 1995 en www.fpp.co.uk/Auschwitz/docs/Conan.html. Véase también Robert Jan van Pelt, The Van Pelt Report (“XI Irving Adrift [1993-1998]”) en https://www.hdot.org.

    [2] Robert Jan van Pelt, The Van Pelt Report (“XI Irving Adrift [1993-1998]”) citando a David Irving, “L’Express: ‘Tout y est faux’ – Everything About it is a Fake, French Make a Clean Breast: Admit Forty-seven Year Auschwitz ‘Gas chamber’ Fraud”, Informe de acción número 9, mayo de 1995.

    [3] Franciszek Piper, “Gas Chambers and Crematoria”, en el trabajo de Yisrael Gutman y Michael Berenbaum, Anatomy of the Auschwitz Death Camp (Indiana University Press y United States Holocaust Memorial Museum, 1994), p. 159.

    [4] Robert Jan van Pelt, “A Site in Search of a Mission”, en Anatomy of the Auschwitz Death Camp (Indiana University Press y United States Holocaust Memorial Museum, 1944), p. 145.

    [5] Deborah Dwork y Robert Jan van Pelt, Auschwitz: 1270 to the Present (W.W. Norton, 1944), pp. 363, 364.

    [6] Robert Jan van Pelt, The Van Pelt Report (“XI Irving Adrift [1993-1998]”) nota al pie 1066.

    [7] Robert Jan van Pelt, The Van Pelt Report (“V Confessions, 1945-47”); KL Auschwitz Seen by the SS (Auschwitz-Birkenau State Museum, 1995), p. 130.

    [8] Robert Jan van Pelt, The Van Pelt Report (“IX The Leuchter Report”).

    [9] Filip Müller, Eyewitness Auschwitz: Three Years in the Gas Chamber (Ivan R. Dee, 1979), p. 38.

    [10] Daniel Keren, Jamie McCarthy, y Harry W. Mazal, “The Ruins of the Gas Chambers: A Forensic Investigation of Crematoriums at Auschwitz I and Auschwitz-Birkenau”, Holocaust and Genocide Studies, 18(1), primavera de 2004 en https://phdn.org/archives/holocaust-history.org/auschwitz/holes-report/holes-intro.shtml. Véase “Part IV: The Zyklon Introduction Holes in Crematorium I”.