• Search

    Cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau: refugios contra ataques aéreos.

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Cómo sabemos que las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau no eran refugios contra ataques aéreos para los guardias alemanes?

    Los negacionistas del Holocausto argumentan lo siguiente:

    Los crematorios y cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau eran en realidad refugios contra ataques aéreos. Estaban equipados con puertas resistentes al gas para proteger a las personas que estaban adentro contra el gas venenoso.

    Varios negacionistas del Holocausto han sostenido estas afirmaciones. En 1997, Arthur Butz, un profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad Northwestern y un negacionista del Holocausto, argumentó que las cámaras de gas y crematorios II y III en Birkenau eran “ideales para ser adaptados como refugio contra ataques aéreos… no existía una mejor opción en Auschwitz”.[1] Otro negacionista, Samuel Crowell (pseudónimo) afirma que los alemanes estaban muy preocupados por los ataques con gas y este miedo se reflejaba en sus refugios contra ataques aéreos, que “estaban destinados a proteger contra bombas y gases venenosos”. Crowell desestima la presencia de obturadores a prueba de gas, las puertas a prueba de gas con mirillas y los detectores de gas, afirmando que eran simplemente “benignos” sin ninguna intención “criminal” en absoluto.[2]

    Para explicar por qué las autoridades de Auschwitz-Birkenau solicitaron esas puertas a prueba de gas “benignas” y esos detectores (fines de 1942 a inicios de 1943), David Irving, declarado por el Tribunal Superior de Londres en 2000 como un negacionista del Holocausto, racista y antisemita, declaró en el juicio por calumnias de 2000 en Londres que “existen muchos archivos con planos para refugios contra ataques aéreos, cálculos y estimaciones para la construcción de refugios antibomba y demás. Podría decirse que todo el mundo hablaba de esto, desde agosto de 1942 en adelante”.[3]

    Los hechos son:

    Los nazis utilizaron la cámara de gas y crematorio I en el Campo Principal (Auschwitz I) como cámara de gas durante parte del año 1942. En noviembre de 1944, esta fue la única cámara de gas que los nazis transformaron en un refugio contra ataques aéreos. No existe evidencia alguna que demuestre que las cámaras de gas y crematorios en el campo Birkenau hayan sido utilizados como refugios antiaéreos; estaban demasiado lejos y no eran para nada adecuados para esto. Al contrario, los encargados de los campos instalaron refugios más pequeños en el perímetro de Birkenau. El asunto de las puertas a prueba de gas es una pista falsa porque los nazis encargaron estas puertas 22 meses antes de que se presentase el asunto de los refugios contra ataques aéreos.

    Una historia de ataques aéreos aliados en la zona Auschwitz-Birkenau:

    Los ataques aéreos aliados en Auschwitz-Birkenau sucedieron a fines de la guerra. En agosto de 1944, los aviones aliados comenzaron a aparecer en el cielo sobre Auschwitz-Birkenau. El 20 de agosto, 13 de septiembre, 18 de diciembre y 26 de diciembre de 1944, los aliados realizaron ataques aéreos cerca de la fábrica de caucho sintético de Buna y los complejos industriales de I.G. Farben. Estas enormes fábricas fueron subcampos de Auschwitz-Birkenau, de donde obtenían la mano de obra esclava.

    Camino a Buna y I.G. Farben, los aliados tomaron fotografías de reconocimiento a medida que sobrevolaban el Campo Principal y Birkenau. En el ataque del 13 de septiembre de 1944, un error a la hora de apuntar generó que las bombas cayeran en el área de los campos de Auschwitz-Birkenau, matando a 15 hombres de las SS y 40 prisioneros en el Campo Principal, como también a 30 trabajadores civiles en Birkenau.

    La historia de los refugios contra ataques aéreos en Auschwitz-Birkenau:

    Solo a fines de 1943 la Oficina Central de Construcción en Auschwitz-Birkenau, bajo las órdenes de Berlín, comenzó a construir refugios contra ataques aéreos en el Campo Principal y en Birkenau. En Birkenau, optaron por construir refugios para una y dos personas. Se los colocó a intervalos regulares alrededor del perímetro del campo. Estos refugios más pequeños e individuales tenían una ventaja: estaban cerca y se abrían en dirección del recinto de los prisioneros para que los guardias de las SS pudieran seguir cubriendo el perímetro al utilizarlos.[4]

    En Auschwitz I (Campo Principal), la cámara de gas y crematorio I era una opción obvia para un refugio antibombas ya que los guardias de las SS podrían refugiarse rápidamente en caso de un ataque. Se rellenaron los agujeros en el techo, por donde una vez se vertió Zyklon-B. El plan para el refugio estaba fechado en septiembre de 1944 e indica que construyeron paredes adicionales en la sala donde estaba la cámara de gas. Esto se realizó para reforzar el techo de cemento y minimizar los daños en caso de que una bomba lograra ingresar al recinto. Ya tenía una puerta a prueba de gas y se agregó una puerta más como salida de emergencia. No se realizaron otras obras.[5]

    Finalmente, aunque la cámara de gas y crematorio I en el Campo Principal era adecuada para utilizarse como refugio contra ataques aéreos, los cuatro edificios con crematorios/cámaras de gas en Birkenau estaban demasiado lejos para ser útiles como refugios. Algunos de los hombres de las SS habrían tenido que correr más de 1.5 km (1 milla) para refugiarse allí. Los guardias también tendrían que haber abandonado sus puestos durante la huida.[6] Es por esto que los nazis convirtieron las 176 unidades de cemento en unidades individuales repartidas a lo largo del perímetro.[7]

    ¿Por qué los negacionistas del Holocausto dicen que las autoridades de Auschwitz-Birkenau planeaban construir refugios antibomba en 1942?

    Los negacionistas del Holocausto consideran importante argumentar que los refugios contra ataques aéreos comenzaron a construirse en Birkenau a fines de 1942 e inicios de 1943. Al afirmar esto, la evidencia condenatoria de asesinatos masivos, como las puertas a prueba de gas, los obturadores y los detectores de gas pueden adjudicarse al uso inocente de refugios antibomba. Una lista parcial de estos elementos incluye lo siguiente:

    • El 1 de enero de 1943, se encargaron tres puertas a prueba de gas para la cámara de gas y crematorio II.[12]
    • El 26 de febrero de 1943, diez detectores de gas se encargaron por telegrama a Topf & Son.[13] Los detectores de gas eran necesarios para determinar cuándo era seguro ingresar a las cámaras de gas y retirar los cuerpos.
    • El 31 de marzo de 1943, se encargó una puerta a prueba de gas para la cámara de gas y crematorio III.[14]

    Los nazis encargaron todos estos elementos a inicios de 1943 para las cámaras de gas. Las autoridades de Auschwitz-Birkenau solo empezaron a construir refugios contra ataques aéreos formalmente en octubre/noviembre de 1944, 22 meses más tarde. Asimismo, los pequeños refugios antibomba se construyeron a lo largo del perímetro de Birkenau en 1943 y no necesitaron ninguno de los elementos a prueba de gas.

    ¿Cuáles son los principales documentos que demuestran la existencia de refugios contra ataques aéreos en Auschwitz-Birkenau?:

    Irving argumenta que los archivos de la Oficina Principal de Construcción en Auschwitz-Birkenau demuestran que los alemanes estaban preocupados por protegerse contra los ataques aéreos de los aliados, tanto al inicio como a mediados de 1942 y en adelante. Irving sugiere que “empezaron a considerar la construcción de refugios en el campo, así como de trincheras y otras medidas contra ataques aéreos”.[8] Tal vez tenga razón en que las autoridades de Auschwitz-Birkenau estaban preocupadas por la posibilidad de ataques aéreos futuros en 1942.

    Sin embargo, los registros de los nazis muestran que no empezaron a considerar la construcción de refugios seriamente hasta octubre de 1943. Solo empezaron a construirlos en octubre/noviembre de 1944, luego del ataque aéreo del 13 de septiembre. Según Robert Jan van Pelt, quien revisó las pruebas documentales nazis para el juicio por calumnias de Irving-Lipstadt/Penguin en el año 2000 en Londres, “ninguno de los documentos… menciona un crematorio o morgue, o un plan para convertir la morgue de un crematorio en un refugio contra ataques aéreos… Además, ninguno de los documentos… menciona intención alguna o la construcción efectiva de un refugio antibomba en ninguno de los campos de Auschwitz antes de noviembre de 1943”.[9] La primera mención a alguna actividad vinculada a la construcción de refugios contra ataques aéreos es un memorándum de una reunión que se realizó el 9 de noviembre de 1943, donde hubo una discusión básica sobre los preparativos que habría que llevar a cabo. Un memorándum de esta reunión indicaba que únicamente se había iniciado la construcción de una zanja, para una sala de operación de un hospital.[10] Van Pelt concluye: “El único asunto de preocupación en Auschwitz antes de noviembre de 1943 era el problema vinculado a permitir que los campos cumpliesen las reglas de apagado de luces y la creación de medidas de precaución, incluida la instalación y el mantenimiento de extintores de incendio en varios edificios y la creación de estanques para funcionar como reservas de agua en caso de un ataque con bombas incendiarias”.[11] Por lo tanto, la afirmación de Irving según la cual existió una urgencia vinculada a los ataques aéreos aliados de 1942 no está respaldada por la evidencia.

    Aerial view of Auschwitz-Birkenau. By Ryszard Domasik (Photo by Ryszard Domasik.) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons.
    Vista aérea de Auschwitz. Fotografía de Ryszard Domasik. [GFDL o CC-BY-SA-3.0], a través de Wikimedia Commons.

    ¿Por qué las puertas de las cámaras de gas/crematorios Auschwitz-Birkenau se abrían hacia afuera?

    Cuando los nazis diseñaron las cámaras de gas y crematorios II y III, las puertas se abrían hacia las salas de la morgue. Tal como se ve en los planos, cuando modificaron las salas de la morgue para transformarlas en cámaras de gas, las puertas se rediseñaron para abrirse hacia afuera desde la sala.[15] Las puertas fueron rediseñadas de esta forma porque de lo contrario los Sonderkommandos no hubieran podido abrir las puertas y retirar los cuerpos de sus víctimas. Las víctimas que murieron junto a la puerta habrían bloqueado las puertas. Al contrario, las puertas de refugios antibombas están diseñadas para abrirse hacia adentro. Esto es así para que, si algo obstruyera la apertura de la puerta, la gente no quedara atrapada adentro.

    Solo la cámara de gas y crematorio I en el Campo Principal, que se usó como cámara de gas por poco tiempo entre fines de 1941 y de 1942, se modificó para ser un refugio antibomba (noviembre de 1944). La evidencia demuestra que las cámaras de gas y crematorios II y III en Birkenau nunca fueron refugios contra ataques aéreos. Las puertas estaban diseñadas para abrirse hacia afuera y no hacia adentro, como lo hubieran estado si fueran refugios contra ataques aéreos. Las puertas a prueba de gas y los detectores de gas se encargaron para las cámaras de gas y crematorios II y III a inicios de 1943. En octubre/noviembre de 1944, casi 22 meses luego de los pedidos, las autoridades de Auschwitz-Birkenau comenzaron seriamente a construir refugios contra ataques aéreos. Los argumentos de los negacionistas del Holocausto según los cuales los edificios donde estaban las cámaras de gas eran refugios contra ataques aéreos, no están respaldados por evidencia alguna. Robert Jan van Pelt lo resume de esta forma: “No existe ninguna prueba para respaldar los argumentos de Crowell según los cuales esos espacios estaban diseñados, y menos aun fueron utilizados, como refugio contra ataques aéreos”.[16]

    NOTAS

    [1] Arthur R. Butz, “Vergasungskeller” en http://codoh.com/library/document/1026.

    [2] Samuel Crowell, “Wartime Germany’s Anti-Gas Air Raid Shelters: A Refutation of Pressac’s ‘Criminal Traces’” en www.ihr.org/jhr/v18/v18n4p-7_Crowell.html.

    [3] Transcripción, día 8, 11 de enero de 2000, p. 101 en https://www.hdot.org.

    [4]Se puede ver una foto de estos pequeños refugios en http://nizkor.org/ftp.cgi/camps/auschwitz/images/1998/Keren/air-shelter.jpg.

    [5] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 316, ver el plano de septiembre de 1944.

    [6] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 314.

    [7] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 319.

    [8] Transcripción, día 32, 15 de marzo de 2000, p. 178 en https://www.hdot.org. Ver también los documentos de David Irving “New Documents on Air Raid Shelters at Auschwitz Camp” en www.fpp.co.uk/Auschwitz/docs/LSKeller/MoscowDocs.html (documentos en alemán). Para traducciones en inglés de los documentos, véase “Documents from Moscow Archives describe building of air-raid shelters at Auschwitz-Birkenau in 1943-44” en http://codoh.com/library/document/908.

    [9] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), pp. 326, 327.

    [10] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 328.

    [11] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 328.

    [12] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), pp. 314, 401.

    [13] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), pp. 311, 401.

    [14] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), pp. 314, 315.

    [15] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 377.

    [16] Robert Jan van Pelt, The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial (Indiana University Press, 2002), p. 317.