• Search

    Operación Reinhard: cantidad de judíos asesinados

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Cuántos judíos asesinaron los nazis y sus colaboradores en los campos de la muerte de Treblinka, Belzec y Sobibor de la Operación Reinhard?

    Los negacionistas del Holocausto argumentan que las cifras de los judíos asesinados en Treblinka, Belzec y Sobibor (unos 800,000, 450,000 y 170,000, respectivamente) “simplemente se inventaron” y no son más que “números extraídos de la más absoluta fantasía”. Afirman que “no existe evidencia documental ni física” que respalde estas cifras.[1]

    ¿Cómo sabemos cuántos judíos fueron asesinados en Treblinka, Belzec y Sobibor?

    No sabemos el número exacto de los judíos que fueron asesinados a manos de los nazis y sus colaboradores en los tres campos de la muerte de la Operación Reinhard. ¿Por qué? Odilo Globocnik, a cargo de la Operación Reinhard, ordenó que se destruyera la mayoría de los registros. Muchos de los historiadores e investigadores que intentaron calcular la cifra de muertos directamente después de la guerra tenían poca evidencia documental con la cual trabajar. Reconstruyeron la cantidad de víctimas en función de deducciones fundamentadas en la cantidad de transportes y el tamaño promedio de un transporte. Asociaron estas cifras reconstruidas con los testimonios de sobrevivientes y perpetradores. Este método llevó a cifras que, a menudo, eran demasiado altas. No obstante, gracias al reciente acceso a diferentes documentos nazis, los historiadores contemporáneos han podido realizar cálculos más precisos —si bien imperfectos.

    Deportation of Jews from Marseille, France. Bundesarchiv, Bild 101I-027-1477-21 / Vennemann, Wolfgang / CC-BY-SA 3.0 [CC BY-SA 3.0 de (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/de/deed.en)], via Wikimedia Commons.
    Deportación de los judíos de Marseille, Francia. Bundesarchiv, Bild 101I-027-1477-21 / Vennemann, Wolfgang / CC-BY-SA 3.0 [CC BY-SA 3.0 de (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/de/deed.en)], a través de Wikimedia Commons.

    La documentación nazi sobre la cantidad de judíos asesinados en los campos de la muerte:

    Hay dos documentos primarios claves que ofrecen evidencia detallada sobre la cantidad de judíos asesinados en los campos de la muerte de la Operación Reinhard hacia finales de 1942:

    • El telegrama de Höfle con fecha del 11 de enero de 1943.
    • El Informe Korherr de marzo de 1943.

    El telegrama de Höfle:

    Los investigadores descubrieron este telegrama en el año 2000, como parte de un lote de documentos de la Segunda Guerra Mundial recién desclasificados de la Oficina de Registros Públicos en Kew, Inglaterra. Los británicos habían interceptado y decodificado el telegrama, aunque no entendieron sus implicaciones en aquel entonces y lo archivaron.[2]

    Hermann Höfle, ayudante de Odilo Globocnik en Lublin, Polonia, envió el telegrama a Adolf Eichmann en Berlín, Alemania, el 11 de enero de 1943. El telegrama llevaba el sello “Secreto de Estado”. Enumeraba la cantidad de llegados a los campos de la muerte de la Operación Reinhard (Treblinka, Belzec y Sobibor), así como a Majdanek (un campo de concentración en Lublin) durante las últimas dos semanas de diciembre de 1942. Höfle también suministró el total de judíos que se había enviado a estos campos hasta el 31 de diciembre de 1942. Estas son las cifras que menciona:

                                        Quincena anterior                           Total hasta el 31 de diciembre de 1942

    (L)ubin……………………………12,761………………………………………………………………………….24,733

    (B)elzec………………………………..0………………………………………………………………………….434,508

    (S)obibor……………………………515…………………………………………………………………………..101,370

    (T)reblinka………………………..10,335………………………………………………………………………..713,555

    Total……………………………….23,611…………………………………………………………………..1,274,166

    Hermann Höfle Telegram, January 15, 1943
    Telegrama, 15 de enero de 1943, Hermann Höfle (1911-1962), [Dominio público] a través de Wikimedia Commons

    Solo nos ocuparemos de las cifras más grandes de Höfle respecto de Belzec, Sobibor y Treblinka.

    Belzec: el primer transporte llegó el 17 de marzo de 1942, y el último, en la primera mitad de noviembre de 1942. Por lo tanto, la cifra final de Höfle, de 434,508 víctimas en Belzec, es un total razonable para el tiempo de funcionamiento del campo.

    Sobibor: el primer transporte llegó a principios de mayo de 1942 y los arribos continuaron con interrupciones hasta octubre de 1943. La investigación más reciente indica que en 1943 llegaron transportes de Francia, los Países Bajos, Yugoslavia, Polonia, Lituania y Bielorrusia, lo que agrega otras 68,795 víctimas y deja el total en 170,165 durante el tiempo de funcionamiento del campo.[3]

    Treblinka: el primer transporte llegó el 23 de julio de 1942, y el último, el 21 de agosto de 1943. Höfle proporcionó una cifra de 713,555 víctimas hacia finales de diciembre de 1942. Se han identificado muchos de los transportes de 1943, y se puede agregar un mínimo de al menos 71,000 víctimas, por un total de unas 784,555 durante el tiempo de funcionamiento del campo.[4]

    No existe información exacta sobre todos y cada uno de los transportes a los tres campos. No obstante, la evidencia indica que un mínimo de 1,389,228 judíos fueron asesinados allí.

    Un análisis del Informe Korherr:

    Richard Korherr era un estadístico del Tercer Reich. En marzo de 1943, Heinrich Himmler, líder de las SS, le encargó la realización de un informe de progreso respecto de la Solución Final. Korherr trabajó desde la oficina de Adolf Eichmann en Berlín y tuvo acceso a todos sus registros respecto de las inmigraciones y las deportaciones. Korherr preparó un informe de 16 páginas, con el escalofriante título de “La Solución Final del problema judío europeo”, en el que realizaba un escrutinio de las pérdidas y las adiciones de la población judía bajo el control nazi entre 1933 y 1943. Calculó los cambios de la población judía debidos a la inmigración, las muertes, los nacimientos y las evacuaciones, además de documentar la ubicación actual de los judíos vivos restantes (campos de concentración, de trabajo, cárceles, guetos, etc.). Concluyó que, bajo la influencia nazi, la cantidad de judíos se había “reducido a casi la mitad” en una década, cifra que incluía gran parte de Europa, Austria después de la anexión (‘Anschluss’), Polonia ocupada, los países bálticos y los territorios soviéticos ocupados. La población judía original de todas esas ubicaciones había disminuido en casi 4,000,000.[5]

    Se deja en claro el destino de los tantos judíos que no habían logrado emigrar a países y regiones fuera del control alemán (es decir, los Estados Unidos, América Central y del Sur, Palestina, África, Asia y Australia) en una sección del informe bajo el encabezado de “Evacuación de los judíos”.Contabilizó a la mayoría de los judíos “desaparecidos” de Europa occidental y Polonia en una espeluznante estadística con el título de “Transporte de judíos de las provincias orientales del este ruso”. Los investigadores saben que, en realidad, se refería al asesinato, no a la reubicación. Korherr cita la cifra exacta de Höfle (1,274,166) con respecto a la cantidad de judíos que se habían “procesado a través de” Belzec, Sobibor, Treblinka y Majdanek. Es evidente que Korherr había tenido acceso al telegrama de Höfle para su investigación y que creía que esas cifras eran las más precisas a su disposición.

    A partir de la documentación existente, sabemos que el informe final de Korherr fue “esterilizado”, con el objeto de ocultar el asesinato sistemático nazi de los judíos europeos. Cuando Korherr presentó su primer informe a Himmler, se le notificó que Himmler no quería que “se hiciera ninguna referencia en ningún lugar al ‘tratamiento especial de los judíos’”. Las autoridades nazis le suministraron la redacción exacta que debía utilizar para referirse a la “evacuación” de los judíos de las provincias orientales. Al referirse a estos judíos, debía indicar que se habían “procesado a través de los campos del Gobierno General”. Le indicaron a Korherr:“No se puede usar ninguna otra forma de redacción”.[6] Korherr cambió con diligencia las palabras ofensivas y volvió a entregar el informe. No sabemos cuál había sido la formulación exacta original de Korherr: su primer borrado nunca se encontró. De cualquier forma, son reveladores los documentos sobrevivientes, la carta en la que se le indica a Korherr qué palabras sustituir y la versión final de su informe. Cuando se complementan con el testimonio de testigos y el análisis forense de los sitios de los campos de la muerte, resulta obvio que estos campos estaban dedicados al asesinato. Por lo tanto, el Informe Korherr es una exposición bastante precisa sobre la cantidad de judíos asesinados en estos campos. Asimismo, Korherr parece haber cometido un error en su formulación, un error que refleja el término nazi de “tratamiento especial”.Korherr no reemplazó una instancia del término “tratamiento especial” en su informe. La palabra clave de las SS para el asesinato, “evacuado”, permanece en una sección del informe donde Korherr enumeró el total de judíos (1,873,549) que se habían “evacuado” hacia el este.[7]

    ¿Cuáles son las afirmaciones de los negacionistas del Holocausto sobre el Informe Korherr?

    Los negacionistas del Holocausto intentan destruir la credibilidad del Informe Korhrerr de diversas formas; en última instancia alegan que el Informe no ofrece “ninguna evidencia explícita” de una política de “judeocidio”.[8] En general, alegan que Korherr era incompetente y sus cifras carecen de valor. Si falla este ataque a la credibilidad del Informe, afirman que Korherr abultó las cifras de inmigración y evacuación para que Himmler pudiera impresionar a Hitler con su eficiencia. Por último, si se frustran ambos ataques, tanto sobre su competencia como su credibilidad, argumentan que alguien manipuló el documento después de la guerra. Sugieren que un tercero anónimo debe haber tenido como objetivo echarles la culpa del genocidio a los alemanes.[9]

    ¿Cómo sabemos que el Informe Korherr es fidedigno?

    La precisión de las cifras de Korherr puede observarse en sus cálculos de los judíos deportados de Francia para el 31 de diciembre de 1942. Todavía existen las listas de transporte francés, bien documentadas, e incluyen el nombre, la nacionalidad, la fecha y el lugar de nacimiento de cada judío deportado. La cifra compilada de estas listas asciende a un total de 41,941. La cifra de Korherr es de 41,911. Hay 30 personas de diferencia. La cifra de Korherr en cuanto a los judíos belgas es de 16,886, mientras que el total real de las listas de transportes es de 16,861. Hay 25 personas de diferencia.[10] Estas diferencias son minúsculas y demuestran que Korherr estaba trabajando con documentos alemanes confiables.

    Se debe recordar también que Korherr cita el telegrama de Höfle exactamente, brindando la cifra del segundo en cuanto a la cantidad de judíos (1,274,166) que se habían “procesado a través de” Belzec, Sobibor, Treblinka y Majdanek. No hay “abultamiento” aquí: la cifra surge directamente de los números compilados por otros funcionarios.

    Por lo tanto, sus números son bastante precisos, y los argumentos presentados por los negacionistas del Holocausto simplemente son erróneos. De manera similar, cuando estos sugieren que alguien manipuló un documento, como el Informe Korherr, después de la guerra, emplean una táctica de distracción sin ninguna clase de evidencia. Simplemente aseguran que todo documento que no respalde sus alegaciones debe ser una falsificación o debe estar manipulado. No hay pruebas de que jamás nadie haya manipulado el Informe Korherr de manera alguna.

    Conclusión:

    Son falsos los alegatos de los negacionistas del Holocausto. Las cifras sobre la cantidad de judíos asesinados en los campos de la Operación Reinhard ni “simplemente se inventaron” ni son “extraídos de la más absoluta fantasía”. La investigación precisa, basada en la documentación nazi, indica que los nazis y sus colaboradores asesinaron unos 1,400,000 judíos en Treblinka, Belzec y Sobibor.

    NOTAS

    [1] Carlo Mattogno y Jürgen Graf, Treblinka: Extermination Camp or Transit Camp? (Theses & Dissertations Press, 2004), p. 101 en http://vho.org/dl/ENG/t.pdf. Véase también Mark Weber y Andrew Allen, “Wartime Aerial Photos of Treblinka Cast New Doubt on ‘Death Camp’ Claims”, Journal for Historical Review, verano de 1992 (vol. 12, n.º 2), pp. 133-158 en http://www.ihr.org/jhr/v12/v12p133_Allen.html.

    [2] Peter Witte y Stephen Tyas, “A New Document on the Deportation and Murder of Jews during ‘Einsatz Reinhardt’ 1942”, Holocaust and Genocide Studies, vol. 15, n.º 3, invierno de 2001, p. 472. Léase el artículo en su totalidad en http://www.rodoh.us/052003-02282012arch11101961/arts/arts1/witte2001/witte-tyas_hgs2001-468.pdf.

    [3] Jules Schelvis, Sobibor: A History of a Nazi Death Camp (Berg, 2007), pp. 197-229.

    [4] Yitzhak Arad, Belzec, Sobibor, Treblinka: The Operation Reinhard Death Camps (Indiana University Press, 1987), Apéndice A, pp. 381-398. Véase también Sybil Milton, trad., The Stroop Report: The Jewish Quarter of Warsaw Is No More! (Pantheon Books, 1979), informe con fecha del 24 de mayo de 1943.

    [5] “The Korherr Report” (en inglés) en http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?p=2097&sid=e1c472e6de9afcd87ee33c811089e651. Véase también el Informe en alemán en http://www.ns-archiv.de/verfolgung/korherr/korherr-lang.php.

    [6] “Richard ‘I Didn’t know’ Korherr” en http://holocaustcontroversies.blogspot.com/2007/04/richard-i-didnt-know-korherr.html.

    [7] “The Korherr Report”.

    [8] Stephen Challen, Richard Korherr and His Reports (Cromwell Press, 1993), p. 42.

    [9] Stephen Challen, Richard Korherr and His Reports (Cromwell Press, 1993), p. 43.

    [10] Georges Wellers, “The Number of Victims and the Korherr Report” en el trabajo de Serge Klarsfeld, editor, The Holocaust and the Neo-Nazi Mythomania, pp. 148-149.