• Search

    Introducción: camionetas de gas

    Esta publicación también está disponible en: English Français

    ¿Qué eran las camionetas de gas? ¿Cómo funcionaban?

    Las camionetas de gas eran camiones de carga normales equipados con un compartimento de metal hermético. El sistema de escape estaba diseñado para que los gases de escape pudieran ser redirigidos al compartimento de carga hermético, en vez de salir por el tubo de escape al exterior. Cuando el motor se encendía, las personas encerradas atrás del camión eran intoxicadas con monóxido de carbono o morían asfixiadas por falta de oxígeno.

    Los mecánicos alemanes realizaban las modificaciones en forma secreta para redireccionar los gases del motor hacia el compartimento de carga.[1] Harry Wentritt, un jefe de taller alemán, declaró luego de la guerra sobre las modificaciones especiales que se hacían en su taller: “Una tubería de escape flexible se instaló en la salida de gas del camión, de un diámetro de 58 a 60 milímetros [2.26 a 2.34 pulgadas], y un agujero del mismo tamaño se perforó en el piso de la camioneta; un tubo de metal se soldó en el agujero en la parte de afuera y allí se fijó el tubo de escape flexible. Cuando las distintas partes quedaban conectadas, el motor del camión arrancaba y los humos de escape se dirigían hacia el interior de la camioneta, por el tubo que llevaba del escape al agujero en el piso de la camioneta”.[2]

    Truck similar to gas van. Original uploader in the Russian Wikipedia was Zac Allan, and then Jaro.p [Public domain], via Wikimedia Commons.
    Camión similar a una camioneta de gas. Subido originalmente en la Wikipedia rusa por Zac Allan, luego por Jaro.p [Dominio público], a través de Wikimedia Commons.

    ¿Cómo eran?

    Walter Burmeister, un conductor de camionetas de gas en el campo de la muerte de Chelmno, recuerda la apariencia de las camionetas de gas: “Las camionetas eran vehículos grandes, de cuatro a cinco metros de largo y de 2.2 metros de ancho, con un compartimento de casi dos metros de alto [alrededor de 13-16 pies de largo, 8 de ancho y 6.5 pies de alto] … Los compartimentos de carga de la camioneta tenían puerta doble atrás, como las de un camión de mudanzas. Estaban pintadas en un gris Wehrmacht y por fuera se veían inofensivas. Por dentro estaban revestidas con zinc y el piso de metal estaba cubierto con una rejilla de madera. Debajo de la rejilla había un tubo, perforado con agujeros, que conducía hacia el frente del vehículo. En la parte delantera, adjunto al tubo de escape, había un mecanismo que permitía conducir el gas a través de un tubo espiral de metal hasta el tubo ubicado en el interior… Adentro del compartimento había una luz eléctrica. Cuando se la encendía, se podía ver el interior de la camioneta desde la cabina del conductor”.[3]

    Un mecánico polaco, Bronislaw Falborski, que trabajaba en un garaje en Kolo, Polonia se encargó de reparar una camioneta de gas. Sobre su apariencia, recuerda: “Una vez me pidieron que repare un vehículo que se usaba para envenenar con gases… Creo que fue en el verano de 1942. El vehículo medía aproximadamente 2.50 m [8 pies] de alto. De largo tenía 6 m [20 pies], y de [ancho] casi 2.50 m [8 pies]. El color del vehículo era negro y tenía la forma de una caja. El techo era plano y rectangular respecto a las paredes. Creo que tenía un revestimiento de metal…”.[4]

    Falborski explicó el diseño: “Me encomendaron la reparación. Consistió en remplazar una parte entre la sección elástica del tubo de escape y la que dirigía al interior del vehículo. Aclaro que el tubo de escape no tenía una pieza como en los vehículos normales, sino tres, en la que la parte del medio era elástica como una manguera. Esta parte del medio podía conectarse a un tubo situado en el piso del vehículo —esto permitía que los gases de escape entraran al vehículo— o a la parte trasera del tubo de escape; en este caso los gases de escape se dirigían al exterior como en un vehículo normal. Cuando se entregó el vehículo para repararlo, la parte del medio del tubo estaba conectada con el interior del vehículo, pero la pieza entre estas dos secciones estaba gastada y yo tuve que reemplazarla”.[5]

    ¿Dónde se usaban?

    Las camionetas de gas se usaban en el campo de la muerte de Chelmno en Polonia y por los Einsatzgruppen en el Este.

    NOTAS

    [1] Matthias Beer, “The Development of the Gas-van in the Murder of the Jews”, en http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/Holocaust/vans.html.

    [2] Shmuel Spector, “Gas Vans”, Holocaust Encyclopedia (Macmillan, 1990), V2, p. 541.

    [3] Eugen Kogon, Hermann Langbein y Adalbert Rückerl, editores, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas (Yale University Press, 1993), pp. 77, 86.

    [4] Santiago Alvarez y Pierre Marais, The Gas Vans: A Critical Investigation (Barnes Review, 2011), p. 351.

    [5] Santiago Alvarez y Pierre Marais, The Gas Vans: A Critical Investigation (Barnes Review, 2011), pp. 351-352.